Magdalenas de calabaza

Estándar

Ingredientes

1 3/4 tazas de harina de trigo (200 gr.)
1/4 tazas de azúcar
1 cucharada de levadura
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1/8 de cucharadita de clavo molido
1 taza de calabaza triturada cruda
1/2 taza de leche de soja (120 ml.)
1/2 taza de aceite (120 ml.)
2 cucharadas de melaza

La receta está pensada para 12 magdalenas

Preparación

Precalentamos el horno a 200 grados. Cubrimos el interior de los moldes de las magdalenas con una fina capa de margarina.

Mezclamos los ingredientes secos de nuestra receta: la harina, el azúcar, la levadura, la pizca de sal y las especias. Mezclamos todo bien. En otro recipiente batiremos la calabaza, la leche de soja, el aceite y la melaza. Juntamos ambos recipientes y mezclamos bien hasta lograr una textura uniforme.

Rellenamos los moldes a 2/3 de su capacidad. Horneamos durante 18 o 20 minutos, hasta que al clavar las magdalenas con un cuchillo éste salga limpio.

Agradecimientos

La receta la podéis encontrar en Vegetarianismo.net

Roscos de vino

Estándar

Ingredientes

  • 1 Kg. de harina de trigo integral
  • 250 gr. de azúcar moreno
  • 30 ml. de anís (u otro licor dulce alcohólico)
  • 400 ml. de aceite de oliva
  • 250 ml. de vino dulce
  • Canela
  • 40 gr. de ajonjolí tostado
  • Raspadura de limón
  • Azúcar glacé

Preparación

Aromatizar el aceite de oliva con raspadura de limón (poniéndola en remojo del aceite previamente o, más fácil, rehogándolo a baja temperatura). Poner la harina en un recipiente y añadir poco a poco el aceite de oliva. Añadir el resto de los ingredientes: el vino dulce, la canela, el anís, el ajónjoli y azúcar moreno. Amasar y mezclar hasta obtener una masa maleable. Extenderla en una tabla y aplanarla con un rodillo un poco, no demasiado, para obtener el grosor deseado de los roscos. Cortar la masa de forma circular, el exterior con un vaso el agujero con un sacacorazones de manzanas, por ejemplo o a mano con el dedo. Precalentar el horno como a 190-200º el tiempo necesario para que alcance buena temperatura. Meter la bandeja con los roscos y dejarlos unos 30 min. No hay que esperar a que estén duros, deben terminar la cocción con algo de humedad (usar un cuchillo para ver si están hechos). Se puede añadir azúcar glacé una vez fríos, no antes.

Gracias a Isasa Weis por su excelente vídeo con esta receta.

Polvorones

Estándar

Ingredientes (para 20 polvorones)

  • 150 g de harina de centeno integral
  • 75 g de azúcar
  • 75 g de aceite de oliva virgen
  • 50 g de nueces
  • 1/2 cucharadita de canela
  • ralladura de 1/2 limón
  • azúcar glacé para espolvorear

Preparación

Tostar la harina en una sartén y dejar enfriar.

Poner la harina tostada en una superficie lisa y seca, formar un hueco en el medio y verter las almendras, la margarina, el azúcar, la canela y la ralladura de limón.

Amasar hasta obtener una masa compacta. Estirar con un rodillo o con la mano hasta que quede una lámina de, aproximadamente, 1,5 cm de espesor.

Cortar en círculos u ovales (yo utilicé el molde que se ve en la foto) y colocar en una placa de horno ligeramente untada con aceite.

Cocinar 10 minutos a unos 200ºC o hasta que se doren un poco, sin quemarse.

Sacar, dejar enfriar y espolvorear azúcar glacé por encima.

Variantes: se pueden hacer polvorones con otros sabores añadiendo otros ingredientes a la masa como cacao en polvo, canela (más cantidad), vainilla, almendras, anís, etc.

Consejos

Efectivamente, solo dejar en el horno 10 minutos. Yo los dejé algo más y alguno se quemó. Yo utilicé azúcar integral, por eso salieron tan oscuros.

Polvorones

Mermelada de ciruelas negras

Estándar

Para completar el bizcocho de zanahoria os propongo rellenar por capas el bizcocho con una mermelada casera. En este caso os detallo la preparación de una mermelada de ciruelas negras.

Ingredientes:

  • 1kg de ciruelas negras
  • 250g de azúcar moreno.
  • 1 limón
  • Canela en polvo

Preparación:

Lavar las ciruelas y deshuesarlas. Reservaremos 4 ó 5 huesos que uniremos a la cocción para aprovechar su pectina como espesante natural.

Poner en un cuenco las ciruelas troceadas, los huesos reservados, el azúcar, el zumo de medio limón y canela al gusto.

Remover para que todo el azúcar impregne las ciruelas y dejar reposar en el frigorífico por lo menos 2 horas (mejor, toda la noche).

Poner el contenido del cuenco, retirando los huesos, en una olla y comenzar a cocer a fuego suave, removiendo frecuentemente para que no se nos pegue al fondo, durante unos 75 a 90 minutos.

Una vez cocinado triturar ligeramente con la batidora.